Anteriores

Powered by mod LCA

Domingo 18º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

5 de agosto 2018
 

Sólo con pan no se sacia el hombre

    
    
     Por supuesto que hay que acabar con la miseria. Pero no basta con saciar el hambre; no basta con alcanzar un mínimo de justicia. Aunque en las circunstancias actuales acabar con el hambre y la injusticia más cruel sería un logro importantísimo, el proyecto de Jesús es mucho más ambicioso: pretende que las personas  consigan llenar no sólo el estómago, sino también el corazón: plenitud de justicia, de libertad y de amor y, por tanto, de vida.

Leer más

Domingo 17º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

29 de julio 2018
 

La propuesta más revolucionaria

     El hambre es la la la enfermedad que causa más muertes: decenas de millares de niños cada día, decenas de millones de seres humanos cada año. Pero el hambre no es una enfermedad: para el que todavía no ha muerto, es la primera esclavitud. Y es la demostración de la irracionalidad de este injusto sistema que condena a millones de personas a muerte por carencia de lo que sobra en el Mundo. No, no es una enfermedad sino explotación, esclavitud, injusticia, homicidio...  Jesús nos indica el camino para salir de ella. No es su propuesta una revolución más: su proyecto es más ambicioso, va más allá,  que cualquier revolución.

Leer más

Domingo 16º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

22 de julio 2018
 

Sin pastor

     Desamparados, perdidos, desesperados. Millones de seres humanos malviven en el mundo sin una tierra en la que quedarse o en una tierra de la que -por el hambre, la pobreza, la guerra o por todo eso a la vez- quieren salir a toda costa. Son ovejas sin pastor o, más bien, ovejas maltratadas por los malos pastores que, en lugar de cumplir con su tarea -garantizar el bienestar de las ovejas- sólo buscan sus propios intereses.
      Los cristianos debemos tener claras dos cosas: primera, que es misión nuestra denunciar la corrupción de esos pastores, y en segundo lugar, que los principales destinatarios del mensaje de Jesús son, también hoy, todas esas ovejas desperdigadas que los pastores de este mundo han dejado abandonadas y dispersas, «como ovejas sin pastor».

Leer más

Domingo 15º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

15 de julio 2018
 

¿Cómo reconocer a los mensajeros?

 

     Son muchos los que hablan en nombre de Jesús de Nazaret, y, a veces, lo que dicen unos y otros resulta incompatible; ¿como podemos saber quién anuncia el verdadero evangelio? ¿Cómo distinguir el mensajero de la Buena Noticia de Jesús ante tantos que, de modos tan diversos, dicen anunciarla?

Leer más

Domingo 14º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

8 de julio 2018
 

Carpintero del pueblo


     Creer en Dios resulta relativamente fácil. Sobre todo si nos hacemos un Dios -un «algo»- a nuestra medida y lo enviamos a un cielo lejano, muy lejano. Pero, en Jesús, Dios quiso venirse a nuestro lado, ser uno más, uno del pueblo. Desde entonces, para creer en ese Dios, en el Dios de Jesús, hay que aceptar que a él sólo se puede llegar por el Hombre. Y quizá por eso resulta un poco más difícil -para algunos prácticamente imposible-  creer en el Dios de Jesús.

 

Leer más

Domingo 12º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

24 de junio 2018
 

Se lo llevaron


     El relato de la tempestad calmada significa la superación de una grave tentación: la de secuestrar a Jesús. Es el intento de monopolizar su persona para hacer compatible su proyecto con el fanatismo religioso, con el nacionalismo excluyente, o con los privilegios de una raza, de una cultura, de una tradición religiosa... Es la pretensión de aprovechar lo nuevo conservando lo viejo... Es cambiar algo con la intención de que no cambie nada. ¿Cuántas veces se habrá repetido ese intento de secuestrar a Jesús? ¿Habrá hoy quien todavía pretenda secuestrarlo?

Leer más

Domingo 11º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

17 de junio 2018
 

Nueva y acogedora humanidad

     ¿Cambiar la personas o cambiar el mundo? Las dos cosas. No es posible un mundo nuevo si las personas siguen apegadas a la vieja mentalidad. Leamos la historia y veamos cómo esa fue una de las principales causas del fracaso de muchas revoluciones. Pero, por otro lado, ¿de qué valdría un hombre nuevo que no fuera capaz de crear un nuevo orden social? De ese nuevo orden, la comunidad cristiana será la primicia y la levadura; pequeña en sus comienzos, crecería y se haría grande -anunció Jesús-, aunque su grandeza no sería la que sus paisanos esperaban.

Leer más

Domingo 10º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

10 de junio 2018
 

Jesús, su padre y su familia

     Jesús puso en crisis muchas ideas, muchas tradiciones, muchas instituciones. Hasta la religión oficial y la familia. Era necesario que quedara claro cuál era la voluntad de su Padre y quiénes podían formar parte de su otra gran familia.

 

Leer más

CORPUS CHRISTI -  Ciclo B

3 de junio 2018
 

Acción de gracias y compromiso

     En la antigua alianza Dios se comprometió a estar con una pequeña porción de la humanidad, a la que hizo su pueblo y a la que exigió que  guardara sus mandamientos; con la nueva alianza Dios se ofrece para ser Padre de todos los que quieran vivir como hermanos. Por eso esta nueva alianza se sella «mediante sangre no de cabras y becerros», sino con la del primer Hijo y del primero entre los hermanos. Por eso la Eucaristía no puede ser, entre nosotros, una ceremonia más, rutinaria y vacía. La Eucaristía recuerda y renueva el don de Jesús, su entrega a la muerte, consecuencia del conflicto con los enemigos del hombre y manifestación de su extremo amor. La Eucaristía renueva también el compromiso, sellado con sangre, de quienes han decidido hacer de la vida y de la muerte de Jesús la norma de la propia vida.

Leer más