Anteriores

Powered by mod LCA

Domingo 21º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

26 de agosto 2018
 

¿Con quién nos vamos a ir?

 

     ¿Será esta la respuesta que salga de nuestro corazón al leer el evangelio de este domingo? No nos engañemos. Aunque sigamos diciendo que creemos en Dios; aunque vayamos a misa todos los domingos; aunque llevemos una cruz colgada al cuello; aunque dediquemos horas y horas a la meditación personal; aunque demos muchas limosnas... Mientras no nos unamos a Jesús en la tarea de transformar este mundo, llenándolo de vida mediante la implantación de la justicia y la práctica del amor, estaremos siendo infieles a nuestra fe. Pero si hemos entendido de verdad a Jesús sabemos que sólo con él encontraremos, para nosotros y para nuestro mundo, la verdadera vida.

Leer más

Domingo 20º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

19 de agosto 2018
 

Fraterna y subversiva Eucaristía

     ¿Qué significa para nosotros La Eucaristía? ¿Una rutina? ¿Una costumbre? ¿Un acto social? ¿Un tranquilizante para la conciencia? ¿Quizá una devoción seria o una práctica religiosa sincera pero individual, ajena a los problemas de la vida, del trabajo o la sociedad? ¿O, por el contrario, nos llena de rebeldía contra la injusticia y de energía para construir un mundo fraterno? ¿Realizamos así el sentido que quiso Jesús para la Eucaristía?

Leer más

Solemnidad de la Asunción de María

15 de agosto 2018
  

Espiritualidad de la liberación

     Palabras que pronunciara María, la madre de Jesús, conservamos pocas. El evangelio de Lucas pone en su boca este himno (que conocemos por la palabra con la que comienza su traducción latina, Magnificat.) Se trata de un himno de acción de gracias por el cumplimiento de las promesas y la realización de la justicia de Dios.
     En todo este pasaje se descubre la presencia de la fuerza del Señor, del Espíritu de Dios. Por eso debería servirnos para entender cual es la verdadera espiritualidad cristiana: la conciencia de la presencia amorosa -misericordiosa-  de Dios y la experiencia de la fuerza de su Espíritu en la denuncia y la lucha contra la injusticia -el pecado- y en el anuncio y el compromiso por la liberación.

 

Leer más

Domingo 19º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

12 de agosto 2018
 

Vida de Dios en carne humana


     Todas las religiones afirman, de un modo u otro, que la salvación del hombre viene del cielo (es decir, de Dios). Y es verdad; sólo que Dios, desde la perspectiva cristiana, ha decidido que la vida definitiva se ponga al alcance de la Humanidad entera a través del Hombre de carne y hueso que se entrega para que el mundo viva. Eso sí: en esa humanidad que se entrega se manifiesta la fuerza de la vida y el amor de un Dios que es Padre y quiere ser aceptado como tal.

Leer más

Domingo 18º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

5 de agosto 2018
 

Sólo con pan no se sacia el hombre

    
    
     Por supuesto que hay que acabar con la miseria. Pero no basta con saciar el hambre; no basta con alcanzar un mínimo de justicia. Aunque en las circunstancias actuales acabar con el hambre y la injusticia más cruel sería un logro importantísimo, el proyecto de Jesús es mucho más ambicioso: pretende que las personas  consigan llenar no sólo el estómago, sino también el corazón: plenitud de justicia, de libertad y de amor y, por tanto, de vida.

Leer más

Domingo 17º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

29 de julio 2018
 

La propuesta más revolucionaria

     El hambre es la la la enfermedad que causa más muertes: decenas de millares de niños cada día, decenas de millones de seres humanos cada año. Pero el hambre no es una enfermedad: para el que todavía no ha muerto, es la primera esclavitud. Y es la demostración de la irracionalidad de este injusto sistema que condena a millones de personas a muerte por carencia de lo que sobra en el Mundo. No, no es una enfermedad sino explotación, esclavitud, injusticia, homicidio...  Jesús nos indica el camino para salir de ella. No es su propuesta una revolución más: su proyecto es más ambicioso, va más allá,  que cualquier revolución.

Leer más

Domingo 16º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

22 de julio 2018
 

Sin pastor

     Desamparados, perdidos, desesperados. Millones de seres humanos malviven en el mundo sin una tierra en la que quedarse o en una tierra de la que -por el hambre, la pobreza, la guerra o por todo eso a la vez- quieren salir a toda costa. Son ovejas sin pastor o, más bien, ovejas maltratadas por los malos pastores que, en lugar de cumplir con su tarea -garantizar el bienestar de las ovejas- sólo buscan sus propios intereses.
      Los cristianos debemos tener claras dos cosas: primera, que es misión nuestra denunciar la corrupción de esos pastores, y en segundo lugar, que los principales destinatarios del mensaje de Jesús son, también hoy, todas esas ovejas desperdigadas que los pastores de este mundo han dejado abandonadas y dispersas, «como ovejas sin pastor».

Leer más

Domingo 15º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

15 de julio 2018
 

¿Cómo reconocer a los mensajeros?

 

     Son muchos los que hablan en nombre de Jesús de Nazaret, y, a veces, lo que dicen unos y otros resulta incompatible; ¿como podemos saber quién anuncia el verdadero evangelio? ¿Cómo distinguir el mensajero de la Buena Noticia de Jesús ante tantos que, de modos tan diversos, dicen anunciarla?

Leer más

Domingo 14º del Tiempo Ordinario
Ciclo B

8 de julio 2018
 

Carpintero del pueblo


     Creer en Dios resulta relativamente fácil. Sobre todo si nos hacemos un Dios -un «algo»- a nuestra medida y lo enviamos a un cielo lejano, muy lejano. Pero, en Jesús, Dios quiso venirse a nuestro lado, ser uno más, uno del pueblo. Desde entonces, para creer en ese Dios, en el Dios de Jesús, hay que aceptar que a él sólo se puede llegar por el Hombre. Y quizá por eso resulta un poco más difícil -para algunos prácticamente imposible-  creer en el Dios de Jesús.

 

Leer más