Anteriores

Powered by mod LCA

Domingo 24º del Tiempo Ordinario
 17 de septiembre de 2017

 

 

 

 

 

¿Perdonar en este mundo violento?

 

     Abrir un periódico, encender la radio o el televisor y empezar a leer, escuchar o ver noticias de violencia (terrorismo, represión, violencia machista...) todo es uno. ¿Se puede hablar de perdón en este contexto? A las víctimas de un atentado, a los familiares de una mujer asesinada, a los torturados en un régimen represor, a los inocente mutilados -efectos colaterales- por un bombardeo... ¿Se les puede sugerir que perdonen?
     El Padre Dios quiere que nos perdonemos porque quiere que nos queramos sin medida y porque sólo si conseguimos romper el círculo del odio y del rencor este mundo podrá ser, en lugar de un valle de lágrimas,  un reino de felicidad.

Leer más

Domingo 22º del Tiempo Ordinario
 3 de septiembre de 2017

 

 

 

 

 

 
La vida acabará venciendo

    

     No es literatura; ni romanticismo barato. Por el evangelio hay que estar dispuestos a jugarse la vida. Después de haber celebrado más de dos mil veces el Viernes Santo, no debería ser necesario decirlo. No basta con recordar la vida, pasión y muerte de Jesús; hay que cargar con la cruz y seguirlo. Aunque  jugamos con ventaja; pues sabemos que, ya desde ahora y para siempre, la vida acabará venciendo.

Leer más

Domingo 23º del Tiempo Ordinario
 10 de septiembre de 2017

 

 

 

 

 

 

Con amor y libertad

 

         No es amor el silencio ante el mal. Libres del miedo a la muerte y libres del sometimiento a la ley, los cristianos estamos en disposición de llegar a ser plenamente personas, plenamente libres y, así, dar sentido a toda nuestra vida y a la convivencia con otros hombres por medio del amor. Pero el amor nos obliga a hablar con toda libertad y con toda lealtad, contra el odio, contra el egoísmo, contra la injusticia..., contra todo lo que hace sufrir injustamente a otros hombres. Y a favor de todo lo que los hace libres y felices.

 

Leer más

Domingo 21º del Tiempo Ordinario
 27 de agosto de 2017

 

 

 

 Hijos del Dios de la vida

     Así nos podemos llamar con todo derecho, si es que nos comportamos coherentemente con esa denominación. Y la coherencia consiste en un firme compromiso con la vida de los hombres -mujeres y varones, por supuesto-, con el medio ambiente, con la lucha contra el hambre y la pobreza, por la libertad y la justicia y por la felicidad de todos. Por la vida toda; por la vida de todos.
     Con la seguridad de que nuestra vida está en manos de nuestro Padre, el Dios vivo.

 

Leer más

Solemnidad de la Asunción de María
 15 de agosto de 2017

 

 

 

 

 

 

¿Por qué la subís a los tronos?

     María, la madre de Jesús, la que proclamó en el himno del Magnificat el cumplimiento de las promesas y la realización de la justicia de Dios.
     Con el pretexto de ensalzar su grandeza, la hemos convertido en  lo contrario de lo que ella fue: reina, poderosa, rica, generala de los ejércitos y, a veces, una especie de semi-diosa, cara amable de una divinidad que se presentaba dura, justiciera y cruel.
     Así nos hemos visto imposibilitados para conocerla tal y como la presenta el evangelio e incapaces para imitarla y para creernos, como ella lo creyó, que lo que ha dicho el Señor se cumplirá.

Leer más

Domingo 19º del Tiempo Ordinario
 13 de agosto de 2017

 

 

 

 

 

 

El rostro humano de Dios

      Desde el punto de vista de las creencias, se considera «cristiano» a quien acepta que Jesús es Hijo de Dios. Por el contrario, a quien no cree en Jesús, o lo acepta sólo como un hombre bueno, o un profeta que propuso un interesante modo de vida, no se le considera cristiano.
      Pero ¿se puede considerar cristiano al que, en teoría o de hecho, no acepta que Jesús es humano, plenamente humano? ¿Y al que no acepta que él mismo puede llegar a ser -de verdad- hijo de Dios?

Leer más

Domingo 18º del Tiempo Ordinario
 6 de agosto de 2017

 

 

 

 

 El milagro es cosa nuestra

     En el comentario correspondiente al domingo pasado, decíamos que la opción por el reino de Dios y la necesaria renuncia a todo lo que es incompatible con él deben ser causa y efecto de alegría por haber encontrado una mejor manera de vivir. El evangelio de este domingo concreta y explicita cómo la renuncia puede ser causa de felicidad: hay que renunciar a la riqueza no porque sea bueno pasar hambre, sino para que nadie la sufra. El evangelio de hoy es una lección para que aprendamos a realizar este milagro.

Leer más

Domingo 17º del Tiempo Ordinario
 30 de julio de 2017

 

 

 

 

 

 

El Padre también es «altermundista»

 

      La vida cristiana se ha presentado muchas veces como un constante ejercicio de renuncia: renunciar al dinero, renunciar a los placeres de la vida, renunciar a las comodidades, renunciar a la ambición, renunciar, renunciar, renunciar... Pero ¿por qué?, ¿para qué?, ¿a cambio de qué?

Leer más

Domingo 16º del Tiempo Ordinario
 23 de julio de 2017

 

 

 

 

 Ni intolerancia, ni triunfalismo, ni indiferencia

 

      Ni intolerancia ante la diferencia, ni triunfalismo en relación con lo nuestro, ni indiferencia ante el mal que se ha instalado en el mundo. Ninguna de estas actitudes es propia de los seguidores de Jesús, de quienes se van incorporando al Reino de Dios: firmeza, sí, pero respetuosa, orgullo sano, pero no soberbia; y un horizonte utópico esperado con los pies sobre la tierra.

 

Leer más