Anteriores

Powered by mod LCA

Domingo 3º de Cuaresma
Ciclo A

15 de marzo de 2020
 

Dónde encontrar a Dios

    No hay espacios privilegiados para la presencia de Dios (ni  Jerusalén, ni Roma, ni La Meca); cualquier sitio es bueno para encontrarse con el Padre, porque para él lo menos importantes es precisamente eso, el sitio. Él no tiene dirección fija y, para encontrarlo, no es necesario viajar... sino amar. Y para eso, cualquier sitio es bueno. Además, nadie se podrá sentir extraño cuando quiera estar con Dios; porque lo podrá encontrar en su trabajo, en su casa, con su familia, con sus amigos... En cualquier sitio en que se le presente la ocasión -y la aproveche- de poner en práctica el amor y la lealtad.

Leer más

Domingo 2º de Cuaresma
Ciclo A

8 de marzo de 2020
 

Hacia una humanidad transfigurada

    Hay mucha gente interesada en que nos creamos que ya hemos llegado al final: que ya no hay más historia y que, por tanto, no hay alternativa ante la situación presente. Sólo nos quedaría la tarea de consolidar lo que ya hemos conseguido.
    Pero la historia no ha terminado; las posibilidades de la humanidad no se han agotado. Y si creemos que Dios sigue queriendo ser Padre de todos los hombres y que Él quiere que todos vivamos como hermanos... todavía queda mucho camino por hacer. Y es Jesús el único que conoce todo el camino al final del cual veremos realizada -y que debemos mantener viva mientras la travesía dure- la esperanza de una humanidad transfigurada.

Leer más

Domingo 1º de Cuaresma
Ciclo A

1 de marzo de 2020
 

Sólo un pecado, una sola tentación

    Pecado. Para muchos esa palabra ha dejado ya de tener sentido. Para otros, sin embargo, hay muchas clases de pecados; casi todo, les resulta pecado.
    Es cierto que la palabra “pecado” nos resulta de otra época pero, ¿alguien puede negar que el mal gobierna el mundo? Pero si queremos darle ese nombre a algo, ese algo tiene que ser el querer ser dioses y quererlo ser, según nuestra más que discutible manera de entender lo que es un dios. Porque en ese deseo, en esa tentación, radica la mayor parte del mal que tiene su origen en la acción humana.

Leer más

Domingo 7º del Tiempo Ordinario
Ciclo A

23 de febrero de 2020
 

Saber mundano, amor cristiano

    La inteligencia en nuestro mundo parece estar casi siempre relacionada con el egoísmo y con el dinero: los inteligentes, los listos son los que saben aprovechar sus ocasiones para medrar, para enriquecerse, para triunfar, para alcanzar el poder. Esa es nuestra civilización. Y así nos va. Pero el amor, necedad en nuestro mundo (mundo = orden, sistema de vida dominante), es la única salvación que le queda a la humanidad. El evangelio nos indica que, para que así sea, no podemos excluir de ese amor ni siquiera a nuestros enemigos.

Leer más

Domingo 6º del Tiempo Ordinario
Ciclo A

16 de febrero de 2020
 

Más exigente es el amor

    La ley debió haber servido al hombre, cuando el hombre era niño, para que usara adecuadamente su libertad. Contaba con capacidad más que suficiente para usarla bien, pero se sirvió de ella -de su libertad- para buscarse la ruina o para arruinar a sus semejantes. Y usó la ley como excusa o como tapadera de su dejadez o su egoísmo. Y la ley fracasó.
    Por eso ahora Jesús, donde la ley prohibía algún crimen o alguna ofensa concreta, Jesús propone un ideal ilimitado de amor.

Leer más

Domingo 5º del Tiempo Ordinario
Ciclo A

9 de febrero de 2020
 

Sal y luz para un mundo nuevo

    El evangelio de hoy es la continuación de las bienaventuranzas, resumen del proyecto de Jesús, propuesta de una forma alternativa de vivir que, puesta en práctica, cambia por completo el aspecto de la tierra. Los seguidores de Jesús son los responsables de hacer que se produzca ese cambio. Esto es, en síntesis lo que nos dice el evangelio mediante dos símbolos: la sal y la luz. Sal para preservar de la corrupción y luz para conocer en profundidad el corazón de los hombres. Y los hombres que se dejen prender por esa luz podrán ser, a su vez, luz para que los demás reconozcan el verdadero rostro de Dios.

 

Leer más

Presentación del Señor
Ciclo A

2 de febrero de 2020
 

Hoy coinciden en la liturgia Católica la fiesta de la Presentación del Señor y el Domingo IV del Tiempo Ordinario
Ofrecemos los Comentarios a las lecturas tanto de la Fiesta como del Domingo.

Otra fue la victoria

    Israel confiaba en que su Dios intervendría en algún momento de su historia para vencer a sus enemigos y darles a ellos una libertad plena. Unos pensaban que esa victoria beneficiaría exclusivamente a su pueblo; otros, los menos, esperaban que también alcanzase al resto de la humanidad. Pero en ningún caso pensaban que esa intervención consistiría en la misión de alguien que acabaría ejecutado como un delincuente en la cruz. Pero en esa cruz estuvo la victoria: manifestó la fidelidad para con Dios y la solidaridad con la humanidad del crucificado. Y venció a la muerte para que nadie temiera morir entregando la vida para convertir el mundo en un mundo de hermanos.

Leer más

Domingo 4º del Tiempo Ordinario
Ciclo A

2 de febrero de 2020
 

Hoy coinciden en la liturgia Católica la fiesta de la Presentación del Señor y el Domingo IV del Tiempo Ordinario
Ofrecemos los Comentarios a las lecturas tanto de la Fiesta como del Domingo.

Solidaridad y lucha contra la pobreza

 

    El evangelio de hoy, las bienaventuranzas, resume el programaque propone Jesús de Nazaret para la implantación del Reinado de Dios: indica cuál es la opción fundamental que deberán hacer los seguidores del Mesías, la elección solidaria por la pobreza, el rechazo de la injusta riqueza como opción de vida; muestra cuáles son los grupos que se beneficiarán especialmente con la instauración del Reino de Dios, todos los que sufren algún tipo de pobreza; y enumera los valores que en él tendrán una mayor importancia, los propios de una relación de amor y fraternidad. Con este programa se revela un Dios comprometido con la causa de los pobres e incompatible con la causa de su sufrimiento: la injusta riqueza. Por eso, quienes quieran ser sus hijos deberán renunciar a ella para que todos puedan llegara a ser, felizmente, hermanos.

Leer más

Domingo 3º del Tiempo Ordinario
Ciclo A

26 de enero de 2020
 

¿Cuál es nuestra respuesta?


    La misión de Jesús, tal como la presenta el evangelio de hoy, consiste en abrir un camino a la liberación de los oprimidos, para que, dejando de ser injustos los unos y víctimas de la injusticia los demás, todos puedan aceptar a Dios como Padre común y llegar a ser, entre ellos, hermanos. La invitación de Jesús a los que fueron sus primeros discípulos se dirige hoy a nosotros. La tarea a la que nos invita es, en lo esencial, la misma que entonces: acabar con un mundo en el que reina la injusticia y la muerte para construir un mundo en el que reinen la justicia, el amor y, en definitiva, la vida. La
respuesta de los que fueron llamados en primer lugar se nos presenta en el evangelio como modelo. Ahora nos toca responder a nosotros.

Leer más