Anteriores

Powered by mod LCA

Domingo de Pentecostés
Ciclo C

9 de junio de 2019
 

Fuego, agua, viento...

 

     Tres grandes aliados de la vida, pero también tres grandes enemigos del ser humano; tres fenómenos naturales que la humanidad nunca ha podido dominar del todo, experimentados  siempre  como una terrible amenaza si se desencadenan. La tormenta los contiene a los tres, el rayo, el aguacero y el huracán, terribles amenazas de muerte.
     Los tres son también símbolo del Espíritu: pero se trata de un fuego que no abrasa, un agua que no ahoga y un viento que no arrasa.
     Al final, el suave soplo del Espíritu acabará por apagar esos otros fuegos, dispersará los nubarrones amenazantes y apaciguará los huracanes, dejando abierta la esperanza de una humanidad reconciliada consigo misma y con Dios.

Leer más

Ancensión del Señor
Ciclo C

2 de junio de 2019
 

Somos testigos

     Jesús fue un utópico y un revolucionario: propuso cambiar este mundo para sustituirlo por otro totalmente nuevo en el que los hombres pudiéramos vivir como hermanos. Como le ha sucedido a casi todos los revolucionarios fue considerado un delincuente; como a todos los utópicos, lo tacharon y lo siguen tachando de visionario. La ascensión que hoy celebramos significa, sin embargo, que Dios le da la razón a él, que el Padre respalda su proyecto y declara suyas su revolución y su utopía. Y nosotros somos testigos de todo esto. ¿Cuál es nuestro testimonio?

Leer más

6º Domingo de Pascua
Ciclo C

26 de mayo de 2019
 

Sin intermediarios

     Tampoco esto se lo habría podido imaginar el hombre: una religión sin necesidad de templos, una relación con Dios sin necesidad de intermediarios, o quizá si, con un único intermediario: el prójimo. Y el amor.

Leer más

Domingo 4º de Pascua
Ciclo C

12 de mayo de 2019
 

Lo que de verdad importa

     Lo que más importa a Dios es lo que Él ha puesto en las manos de Jesús, su rebaño, su comunidad, sus seguidores, la nueva humanidad que nace de su actividad liberadora. Lo único que importa para entrar a formar parte de esa comunidad no es la raza, la religión o la nación, ni siquiera es necesario contar con la ayuda de mediadores especializados; basta con reconocer la presencia de Dios en la actividad liberadora de Jesús, con creer que lo que hace Jesús es obra de Dios.  Lo que ya no importa es el dónde, el cómo o el cuándo, sino el amor y la fidelidad a pesar de la segura persecución.

Leer más

Domingo 3º de Pascua
Ciclo C

5 de mayo de 2019
 

¿Quién es nuestro líder?



     Los cristianos, ¿a quién seguimos? ¿Cuál es nuestro modelo? ¿Quién es nuestro líder? ¿No parece que, a veces, el punto de referencia que menos importancia tiene para nosotros, de hecho, es Jesús? Si queremos que nuestro seguimiento sea respuesta auténtica a la llamada de Jesús, hay dos cosas que tenemos que tener muy claro: que la cabeza es Jesús, sólo Jesús; y que la comunidad es el ámbito en el que Jesús se hace presente.
     Y una cosa más: que esta presencia no es una cuestión jurídica, sino vital.

Leer más

Domingo 2º de Pascua
Ciclo C

28 de abril de 2019
 

Fe, esperanza y compromiso


    Eso debe ser la comunidad cristiana. Realización anticipada de la esperanza que nace de la resurrección de Jesús, presencia del Padre que se manifiesta en el amor de los hermanos; firmeza en el compromiso de lucha en favor de un mundo configurado de acuerdo con la esperanza que la comunidad, viviéndola, anuncia: un mundo de personas libres, todas de linaje real. De este modo la comunidad será, a un tiempo, invitación, cauce y garantía de fe y, por eso, anticipo de una esperanza definitiva.

Leer más

Vigilia Pascual - Ciclo C

20 de abril de 2019
 

O vivos, o resucitados

 


     «Esta es nuestra alternativa: vivos o resucitados». La frase, de Pedro Casaldáliga, es una magnífica síntesis de la esperanza cristiana, de la fe en la resurrección de Jesús a la que nosotros estamos vinculados -definitivamente, si así lo queremos- por nuestro bautismo. Así sucedió con Jesús: pasó por la muerte, pero fue sólo para revelar con su fidelidad el inmenso amor del Padre; y enseguida le llegó, fruto natural y necesario del amor: la vida, la resurrección. Ahora el turno es nuestro.

Leer más

Viernes Santo - Ciclo C
19 de abril de 2019

 

La señal del cristiano

 

     En el catecismo que algunos aprendimos de pequeños se nos decía que la cruz es lo que nos identifica como cristianos, que «la señal del cristiano, es la Santa Cruz», y se nos pedía el máximo respeto para ese signo de fe. Pero ¿porqué es así? La cruz, en realidad, es un instrumento de tortura, un cruel y perverso instrumento de tortura y, como tal, en términos teológicos, es un instrumento de pecado. Entonces, ¿qué es lo que le da valor a la cruz? Y, ¿de qué modo se expresa el debido respeto a este signo?

Leer más

Jueves Santo
Ciclo C

18 de abril de 2019
 

Servicio: libre amor liberador


     Todos queremos ser señores. Al fin y al cabo, desde el primer libro de la Biblia, el Génesis, se nos dice que Dios nos hizo para ser señores; y la primera intervención de Dios en la historia humana se realizó para sacar de la servidumbre a un puñado de esclavos. Pero la experiencia nos dice que, en nuestro mundo, ser señor equivale a tener poder para someter a otros a servidumbre. ¿Hay alguna otra alternativa?
     Con el gesto del lavatorio de los pies, Jesús nos descubre un camino nuevo para acceder al verdadero señorío: todos podemos ser señores, no por el poder que poseamos, sino por el amor que gratuitamente recibamos.

Leer más