Anteriores

Powered by mod LCA

 
Domingo 3º de Adviento - Ciclo B
14 de diciembre de 2014

 

 

 

 

Alianza nueva con una nueva humanidad

 

         La presencia de Jesús entre los hombres representó el comienzo de una nueva alianza, un nuevo modelo de relación hombre-Dios basado no en leyes o en preceptos religiosos sino en el amor leal. Esa relación es incompatible con la injusticia y ha de ser, si se logra, fuente de alegría inagotable. Cada vez que recordamos su venida debemos ser capaces de clarificar nuestra relación con la injusticia establecida en nuestro mundo y, además, aprovechar la oportunidad que una vez más se nos ofrece para, por un lado, profundizar en esa novedad radical que supone la presencia de Dios en el Hombre y, por otro, reafirmar nuestro compromiso con el mundo nuevo y con la nueva humanidad que brota de esa presencia.

Leer más

Domingo 2º de Adviento - Ciclo B
7 de diciembre de 2014

 

 

 

 

Anticipar el Cielo en una Tierra nueva

 

     Dios está viniendo continuamente a dar vida y libertad a la humanidad; sabemos que vino en el pasado; esperamos su venida para el futuro. Él no ha cesado, ni cesa, ni cesará de ocuparse de la humanidad para favorecer la vida y la libertad. Pero hay que estar preparados para encontrarse con Él. Para nosotros ese encuentro debe haberse producido ya. Y ahora nos toca, al tiempo que renovamos nuestro compromiso, invitar a otros para que se incorporen a un nuevo éxodo y se unan a la tarea de apresurar su venida y anticipar la esperanza de un cielo nuevo y una tierra nueva en los que habite la justicia.

Leer más

Domingo 1º de Adviento - Ciclo B
30 de noviembre de 2014

 

 

 

 

Comprometidos con un presente de esperanza

 

         Adviento es una palabra que significa venida; nos preparamos para la venida de Jesús. Pero ¿de qué venida se trata? ¿Su nacimiento, un acontecimiento del pasado? ¿Su segunda venida, en el futuro? La palabra de Dios de este domingo nos dice que entre un pasado -la múltiple experiencia del amor de Dios- y un futuro -la esperanza de que ese amor sea definitivo y se manifieste plenamente su eficacia- queda para el presente un compromiso que nace de aquella experiencia renovada día a día y trata de anticipar la esperanza.

Leer más

 
Domingo 33º del Tiempo Ordinario - Ciclo A
16 de noviembre de 2014

 

 

 

 

 

 

Fe, confianza y riesgo

 

         Si los que adoran al dinero están dispuestos a darlo todo por conseguir para sí mismos riquezas mayores, nosotros que tenemos en nuestras manos la mayor riqueza que un hombre pueda poseer -el evangelio de Jesús, el amor del Padre, la fraternidad que crea el Espíritu- no podemos dejarla improductiva. Arriesguemos lo que haga falta y hagamos que esa riqueza sea rentable, es decir, que sea compartida por muchos más.

Leer más

Domingo 34º del Tiempo Ordinario  Cristo Rey
23 de noviembre de 20014

 

 

 

 

 

En favor del hombre

 

         Dios no es imparcial. Y Jesús, el Hombre que en nombre de Dios juzgará a todos los pueblos tampoco. Entre los que sufren y los que hacen sufrir, los que pasan hambre y los que causan hambre, los perseguidos por causa de la justicia y los injustos perseguidores, Dios -el Padre- ya ha tomado partido... en favor del hombre.

Leer más

 
Domingo 32º del Tiempo Ordinario - Ciclo A
9 de noviembre de 2014

 

 

 

 

 

Luz y sensatez: amor y compromiso

 

     A los cristianos se nos ha acusado de esconder el dolor que provoca la opresión y de anular la rebeldía contra la injusticia hablando de la otra vida; hoy, sin embargo, se expresan opiniones que justifican el egoísmo y la insolidaridad diciendo que hay que aprovechar la única vida que tenemos. La esperanza verdaderamente cristiana nos compromete a ser testigos de la vida y del amor, anunciando un más allá que nos lleva a vivir, aquí y ahora, comprometidos en la construcción de un mundo mejor.

 

Leer más

Domingo 31º del Tiempo Ordinario - Ciclo A
2 de noviembre de 2014

 

 

 

 

Todos hermanos: todos

 

          Sólo un Señor, sólo un Padre para los que se han comprometido a vivir como hermanos y a trabajar para que el mundo sea mundo de hermanos. No más padres no más señores. Al contrario, todos, sin excepciones, porque nos sabemos hermanos, libres; y porque como hermanos nos queremos, servidores -por amor- unos de otros.

Leer más

         Todos los Santos           
     1 de noviembre de 2014     

 

 

 

 

Ser santo en un orden injusto

 

      Más que como ejemplo de vidas comprometidas con el proyecto de Jesús se nos presenta a los santos como expertos en milagros. Pero, como no podía ser de otro modo, la Iglesia propone el ideal evangélico de las bienaventuranzas en la en la fiesta de Todos los Santos. Esto equivale a decir: vivir así... ¡eso es ser santo!
      Trabajar en una perspectiva solidaria, mantener en la vida un horizonte utópico, creer que los hombres podemos ser hermanos y vivir como tales no parece una propuesta actual cuando la historia parece ir en dirección opuesta. Vivir la fe pendiente de los sufrimientos, necesidades y esperanzas de los pobres y los oprimidos -incluso en medio de una dura crisis económica- y comprometidos con la tarea de hacer que nuestro mundo sea justo y santo... ¡eso es ser santo!

Leer más

 
Domingo 30º del Tiempo Ordinario - Ciclo A
26 de octubre de 2014

 

 

 

 

Ama y haz lo que quieras

 

         Los israelitas tenían un código de más de seiscientas leyes religiosas, y entre los entendidos se discutía cuál de ellas era la más importante. Los fariseos quisieron involucrar a Jesús en la discusión. Y Jesús volvió a sorprenderles. Al unir en uno los dos mandamientos más importantes de la Ley de Moisés, Jesús anuncia que los amores de los que hablan, el amor a Dios y el amor al prójimo que alguien quiso separar, ahora definitivamente se funden. Amor... y basta, como decía Agustín de Hipona: «ama y haz lo que quieras.»

Leer más