Anteriores

Powered by mod LCA

Domingo 3º de Adviento
Ciclo A

11 de diciembre de 2022
 

Señales para reconocer al Mesías

    Juan Bautista esperaba una acción de Dios que restableciera la justicia; y como su concepto de justicia estaba limitado por su experiencia y por los textos del Antiguo Testamento, esperaba que la justicia de Dios comenzara por el castigo o, así lo dicen algunos pasajes de las antigua Escrituras, por la venganza de Dios contra los malvados.
    Por eso duda al no ver en la actuación de Jesús señales de esa acción vindicativa; y Jesús le responde ofreciéndole otras señales: vida y liberación para los pobres y oprimidos de la Tierra.

Leer más

Inmaculada Concepción
Ciclo A

8 de diciembre de 2022
 

Humanidad nueva, nueva perspectiva

    Jesús es el primero de los hijos de Dios; el primero porque nadie lo fue antes que él; el primero porque nadie lo fue como él; el primero porque después de él muchos hemos sido invitados a serlo y a incorporarnos en la humanidad nueva que comienza con él. Por eso al recordar su nacimiento, celebramos el nuestro. En realidad, en este tiempo, no es Jesús, somos nosotras, personas nuevas, quienes están o estamos a punto de nacer. Y en cada uno de esos nacimientos irá avanzando la victoria del linaje de la mujer sobre el linaje de la serpiente.

Leer más

Domingo 2º de Adviento
Ciclo A

4 de diciembre de 2022
 

Habrá que empujarlo

    El reino de Dios no está implantado del todo en este mundo; pero lo va estando desde que Dios quiso hacerse presente en el Hombre Jesús. Es posible que esta tensión permanente nos produzca desánimo, desaliento... Pero es que tiene que ser así: el reinado de Dios es un ideal que encontrará serias resistencias para realizarse pues es  la mar de ambicioso;  alcanzada una meta, otra aparecerá en el horizonte, por lo que va a estar llegando siempre. Y llegará más o menos de prisa, según la fuerza que pongamos para empujarlo.

Leer más

Domingo 1º de Adviento
Ciclo A

27 de noviembre de 2022
 

Aguantar despiertos

 

    Así lo señala Pablo; así lo indica Jesús en el evangelio. Hay una meta a la que llegar, anunciada con magnífica fuerza poética por Isaías. Pero el camino hasta la meta exige esfuerzo y valor; y la decisión de jugarse la propia piel para que ningún otro ser humano tenga que perder la suya. Y exige también  lealtad total con Jesús y con su proyecto; y solidaridad con él y con los suyos, los pobres de la tierra; y con ningún otro señor, porque los demás confunden el señorío con el dominio ejercido por la fuerza y la violencia.
    Así empujaremos la historia humana hacia su realización plena. Y si nuestra vida termina antes de que la historia llegue a su fin... eso queda en las mejores manos: en las del Padre.

Leer más

Domingo 4º de Adviento
Ciclo A

18 de diciembre de 2022
 

Enmanuel: Dios entre nosotros

    Resulta sorprendente y al mismo tiempo revelador que la mayoría de los profesionales de lo religioso hayan dicho siempre que la mayor aspiración del hombre debe ser subir al Cielo. Porque Dios, en dirección contraria, ha estado bajando permanentemente a la Tierra. Desde que escuchó los lamentos de los esclavos israelitas y decidió bajar a liberarlos de la opresión (Ex 3,7-8) el Señor se caracterizó, hasta por su nombre, como un Dios que no se queda en el cielo, sino que baja y se hace presente preocupándose y ocupándose de los problemas de la humanidad. Esta presencia, esta identificación llegaron a su extremo, al colmo, con la encarnación: Dios no sólo ha querido compartir nuestros problemas desde el cielo, sino en nuestra propia carne. . . . . .
    Pero..., a pesar de que celebremos cada año el nacimiento de Enmanuel, Dios-con/entre-nosotros, cada vez resulta más difícil descubrir que Dios habita en este mundo.

Leer más

Domingo 33º del Tiempo Ordinario
Ciclo C

13 de noviembre de 2022
 

Mantener activa la esperanza

     En el año 1989, tres días antes de que se celebrara este 33º domingo del tiempo ordinario y se leyeran en la liturgia dominical estas mismas lecturas, fueron asesinados en San Salvador Ignacio Ellacurría y sus compañeras y compañeros mártires. Quizá alguna vez sintieron la tentación de esperar sentados el Reino de Dios; seguro que alguna vez sintieron miedo. Pero vencieron la tentación, superaron el miedo y mantuvieron con constancia su compromiso. Al final se cumplió la palabra del Maestro: fueron perseguidos y asesinados por su fidelidad. Así empujaron el mundo hacia la liberación.

Leer más

 Domingo 32º del Tiempo Ordinario
Ciclo C

6 de noviembre de 2022
 

Donde hay amor, allí hay vida

    Después de justificar la absurda ley del celibato de muchas absurdas maneras, se encontró en el evangelio de este domingo una hermosa argumentación: puesto que en la otra vida varones y mujeres no se casarán, los que en esta vida renuncien al matrimonio anuncian ya la vida futura. Y es verdad... con una sola condición: que, en cada caso, esa renuncia sea absolutamente libre y consecuencia de su amor al estilo de Jesús.
    Porque es el amor, no la renuncia, lo que anticipa esa otra vida. Y ese amor puede estar presente en todas las opciones de vida de las personas.

Leer más

Festividad de Todos los Santos
Ciclo C

1 de noviembre de 2022
 

¿Hacen milagros los santos?


    Es frecuente encontrar a quienes conciben y presentan a aquellos que llamamos “santos” como expertos en milagros. Pero en la festividad de Todos los Santos, la liturgia, muy oportunamente, nos propone el ideal evangélico de las bienaventuranzas. Esto equivale a decir lo que hace que alguien sea santo consiste en poner en práctica ese ideal, en trabajar de modo constante en impulsar el proyecto de mundo contenido en las bienaventuranzas. ¿Y los milagros? Pues... vivir así en un mundo como el nuestro...  ¡ese es el milagro!

Leer más

Domingo 31º del Tiempo Ordinario
Ciclo C

30 de octubre de 2022
 

Otra pequeña parcela de cielo
 

    Zaqueo era, objetivamente, un sinvergüenza. Pero supo darse cuenta a tiempo. Y tuvo la valiente humildad, como el recaudador del domingo pasado, de reconocerlo. Y supo también buscar -en Jesús- el remedio. Le costó mucho dinero; pero todo el dinero del mundo no le habría valido de nada si no hubiera permitido que el amor de Dios, eficaz por medio de Jesús, venciera su egoísmo, su ambición y sus injusticias y cambiara su corazón. Y, entonces, la salvación, -el cielo, es decir Dios- ocupó otra pequeña parcela de esta Tierra.

Leer más

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.