Índice del artículo

Via Crucis

La Pañoleta, 5 de abril de 2019



 

Rafael J. García Avilés


 

 

Introducción

     La pasión y la muerte de Jesús se desarrolló en un espacio muy reducido de tiempo. Desde el jueves al atardecer hasta la tarde del viernes. La religiosidad popular se ha centrado en esas horas para desarrollar lo que conocemos como el Via Crucis.
     Pero el camino de Jesús hacia la cruz no fue cosa de dos días, sino el resultado de toda una vida y de una serie de opciones y compromisos que Jesús de Nazaret asumió y llevó a término con toda fidelidad y coherencia. Compromisos con su Padre, Dios; compromisos con sus hermanos, los seres humanos.
     Y eso es lo que vamos a hacer hoy; acompañar a Jesús por el camino que lo llevó a la cruz desde el principio, incluso desde antes de su nacimiento.


     Al redactar este Via Crucis se han querido, por tanto, evitar dos posibles peligros. El primero reducirlo todo a lo que sucedió aquel primer jueves y el viernes santos y olvidar las causas que condujeron a este traumático desenlace.
     Y, en segundo lugar, en coherencia con la sobriedad de los relatos de los evangelistas, no caer en la recreación morbosa del dolor y el sufrimiento y poner el acento en lo realmente importante: la perversidad de un mundo organizado a espaldas de la voluntad de Dios, la fidelidad de Jesús a sus compromiso con el Padre y el amor que se revela en su entrega hasta el don de la propia vida. Y el compromiso de Dios con su Hijo que hace que la muerte y el fracaso que quisieron provocar los poderes de este mundo se convierta en la definitiva victoria del amor y de la vida.
     Por eso, como ya viene siendo habitual en nuestros Via Crucis, se ha añadido una última estación referida a la resurrección.
    
     Este año los pasajes evangélicos seleccionados pertenecen al evangelio de Lucas, que es el que se está leyendo en la liturgia

Nota.-      En la celebración de este Via Crucis se redujeron los textos evangélicos, leyendo sólo los fragmentos que se consideraron necesarios, dando por supuesto que los participantes conocían dichos textos. En la publicación en la web los textos están completos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar